Bases para la modificación de las medidas de separación o divorcio

Bases para la modificación de las medidas de separación o divorcio

Cuando se inicia un procedimiento de modificación de medidas es fundamental que el interesado constate la existencia de hechos nuevos, a saber:

  • Es necesario una alteración que tenga cierta entidad, en términos de la LEC, sea sustancial.
  • Que sea posterior, es decir, constituya un hecho nuevo sobrevenido (principio de cosa juzgada).
  • Que el hecho nuevo no se haya producido de forma voluntaria por la parte que solicita la modificación. A este respecto se matiza que no se precisa que sean hechos ajenos a la voluntad del obligado si están desprovistos de mala fe o afán defraudatorio.
  • Que la alteración tenga carácter de permanencia en el tiempo y no constituya un simple alteración coyuntural o puntual
  • Y por último la prueba de la alteración con la aportación de los elementos de prueba que permitan el examen comparativo entre la situación existente en el momento de adoptarse las medidas que se quieren modificar y la situación actual.

Existen otras matizaciones, pero siempre se debe tener en cuenta la apreciación de un abogado experto.