Se trata de una defensa personalizada y fundamentada en la experiencia y el conocimiento de la ley, doctrina y jurisprudencia.