El arbitraje es un método alternativo para solventar conflictos por las partes, cuyas ventajas son la rapidez y la economía. Es un procedimiento que agiliza y acorta los trámites, con respeto a los principios de contradicción, publicidad y defensa de las partes. Y ofrece una solución (laudo) fundado en derecho. Las grandes multinacionales depositan su confianza en el arbitraje. Y multitud de testamentos incluyen como aplicable la solución del arbitraje. Los pactos prematrimoniales también pueden prever esta herramienta de solución.

SOLUCIONES

Ventajas de la propuesta de ARBITRAJE:

Las partes implicadas (en su caso el matrimonio) reconocen la crisis y hacen exposición de su patrimonio, lo que determinará un INVENTARIO de bienes y derechos (ACTIVO) que lo integran (muebles, inmuebles, activos financieros, etc.) y deudas (PASIVO) que soporta. Es la diferencia de valor (HABER) lo que, asumiendo el pasivo, se han de repartir; en el caso de la sociedad de gananciales es por mitad. El ARBITRO oye a las partes y resuelve discrepancias -CALIFICAR es concluir si un bien es ganancial o no, si hay que reintegrar importes, etc.- y lo hace mediante fundamentándolo en derecho. Esta tarea requiere del árbitro adecuados conocimientos jurídicos, que proporcionará una solución justa por adecuada a derecho.

El siguiente paso será LA VALORACION de los bienes y deudas incluidas en el inventario, siempre al tiempo de la liquidación del patrimonio, lo que supone, dada la mayor brevedad del proceso,  una menor fluctuación de mercados. En esta tarea el árbitro oye en primer lugar a las partes, ya que la práctica demuestra frecuencia que nadie mejor que los interesados conocen el valor de ciertos bienes. Pero si no existe acuerdo se documenta con informes de peritos (tasadores, arquitectos, auditores, contables, etc.) especialistas en cada tipo de bien (joyas, empresas, muebles, inmuebles, ganado, automóviles, etc.). Ellos actuarán con objetividad y con un presupuesto previo.

Por último son las ADJUDICACIONES, que efectuará el árbitro siguiendo criterios jurídicos y de posibles acuerdos parciales de las partes (transacción), y en último caso aleatorios, procurando:

-igualdad de lotes o hijuelas, facilitar la entrega de legados, etc.

– Igualdad, en lo posible, en el tipo de bienes que integra cada lote.

– Evitar indivisiones.

– Y que los negocios o empresas subsistan.

 

SERVICIOS

Supuesto de arbitraje:

– Estudio y determinación de la fecha de disolución de la sociedad de gananciales (Ej. casos de separación de hecho).

– La formación de inventario, bienes que la integran, activo/pasivo, etc.

– La liquidación de bienes, formación de lotes y consiguientes adjudicaciones a las partes.

– Liquidación de comunidades de bienes (separación de bienes o parejas de hecho…).

– El reconocimiento, determinación y en su caso temporalización, de la pensión compensatoria entre cónyuges.

– El reconocimiento y en su caso determinación de la pensión indemnizatoria en casos de separación de bienes (CC 1438).

 

Supuestos que pueden ser objeto de TRANSACION o de MEDIACIÓN, pero no de arbitraje, sujetas siempre a supervisión del Ministerio Fiscal por afectar a un menor:

– La guarda y custodia de los hijos menores, y régimen de comunicación y estancia con el progenitor no custodio.

– La fijación del quantum de los alimentos de los menores.

– La atribución del uso del domicilio familiar (prestación alimenticia in natura).